EL PERDÓN.

Para sanar una herida el primer paso es ser consciente de ella, reconocerla e identificarla.

Aceptarla. Qué sucedió para generar esa herida. Y si no ha sanado, puede que sea porqué no has comprendido esa experiencia y tienes creencias limitantes y miedos asociados a ella. Por eso, se repite y vuelve a presentarse a tu vida.

Qué comportamientos la activan. Busca la creencia raíz de la herida. Si la tenemos en nuestro sistema de creencias atraerán experiencias que la activarán y causarán sufrimiento.

Cambiar la creencia que originó esa herida. Extraer la creencia limitante y substituirla por la positiva. Si damos poder a lo negativo, por qué no darlo a lo positivo.

ROMPER EL PATRÓN DE CONDUCTA.

Cada vez que alguien te toque la herida no reacciones.

Simplemente, RESPIRA.

Toma consciencia.

Haz algo distinto a lo habitual. O lo contrario.

Capítulo II. EL PERDÓN.

Anna desde el fondo del intersticio .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star