EL AMOR. Amor propio.

Atravesar el dolor me permite ser YO.
Observar mis partes separadas para volverlas a la unidad. Si me entretengo en los fragmentos no podré ver lo que hay detrás.

Primero tengo que existir sino no puedo entregarme a lo divino.


Preguntar por el origen de la obra es preguntar por la fuente de su esencia.
El artista es el origen de la obra.
La obra es el origen del artista.

Todo ente que es de alguna manera ser se nombra como cosa. Frente al ente hay otros entes que no son cosa.
O el arte es cosa o no es.
El artista debe ponerse al servicio del ente (esencia), no de la cosa, y servir de puente para desvelar, desocultar la verdad.
Una VERDAD relativa a TODAS las cosas.

VERITAS LIBERABIT VOS.
(Jesús de Nazaret, Juan, 8, 32)


Capítulo IV. EL AMOR.
Amor propio.
Anna desde el fondo del intersticio.

One reply to “EL AMOR. Amor propio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star